sábado 21 septiembre, 2019
política

“Salen a jugar al comunismo con las tasas de los gualeguaychuenses”, criticó Benedetti sobre la creación del Polo Cooperativo

A partir del anuncio por parte del actual intendente  respecto de la creación de un Polo Cooperativo sobre tierra municipal e inversión en maquinaria provista por el Estado, el precandidato a senador departamental por Cambiemos, Jaime Benedetti, criticó la medida y la calificó como “absolutamente populista propia del kirchnerismo que profesan”, al tiempo que aseguró que “salen a jugar al comunismo con las tasas de los gualeguaychuenses”.

“Lo primero que hay que decir es que de ningún modo estamos en contra del sistema cooperativo, que es virtuoso en sí mismo. El problema que se presenta acá es para qué y en manos de quién. Quieren jugar a ser empresarios con el dinero de las tasas de los vecinos y usan el término ‘cooperativas’ por el prestigio que tiene, pero en realidad lo que están proponiendo es una forma de socializar la economía con recursos de los contribuyentes, no de establecer verdaderas cooperativas”, destacó, al tiempo que puntualizó: “hay experiencias de polos cooperativos que conllevan beneficios reales, el tema está dado cuando es el municipio quien sostiene todo y termina inflando la administración pública o cuando no está determinado a qué cooperativa se va a impulsar en un juego de especulación política. Y como esta gestión no ha dado ninguna señal de consenso y de transparencia en sus acciones, la ciudad se aventura a una experiencia incierta”, advirtió.

En tanto, adelantó que “desde Cambiemos estableceremos las bases para crear empleo genuino y duradero en el sector privado sin ensayar atajos populistas. Gualeguaychú y Entre Rios necesitan ser competitivos, atraer inversores, no expulsarlos como hasta ahora”, destacó.

Benedetti opinó que “las verdaderas cooperativas no nacen del Estado sino que son formas societarias que se forjan en el sector privado, de abajo hacia arriba, con finalidades propias y con una legislación ya establecida. Lo que están proponiendo es otorgarles ciertos privilegios a las llamadas cooperativas sociales o de trabajo que gerencia el gobierno mismo”, advirtió.

“Debemos tener claro –agregó- que los que intentan administrar estas cooperativas son los mismos funcionarios que desde hace años viven de la actividad pública, porque en el sector privado no han podido sobrevivir. Esta forma de actividad económica, que no es más que la forma socializada que existió en los países con mayor o menor grado de socialismo, históricamente ha dado lugar al clientelismo, la opacidad y el despilfarro de recursos y finalmente la corrupción”, destacó.

El precandidato a la senaduría por Cambiemos alertó que “al no existir un modo transparente de fijar precios y de establecer las contrataciones de personal, el desarreglo que producen es mayúsculo. Estamos a tiempo de frenar esto. Una cosa es establecer una cooperativa para proveer veredas -entre tantas muchas acciones más- y otra muy distinta proponerse ampliarlas a toda la actividad económica. ¿Cuál será el límite de esta actividad paraestatal?”, se preguntó.

Benedetti agregó: “por ejemplo planean poner una fábrica de aberturas de aluminio. La pregunta es ¿A quién la comprarán los insumos? ¿Y las máquinas? ¿A qué precio? ¿A quién le comprarán las herramientas? Cuándo necesiten empleados ¿a quiénes contratarán? ¿Cuántos? ¿A que precio comprarán y a que precio venderán? ¿Serán proveedores del estado municipal solamente? Y cuando esté satisfecha la demanda ¿que harán? ¿Habrá un ente de planificación central al estilo soviético que determinará los precios?”, y se preguntó por último: “lo piensan hacer en terrenos del Banco de Tierras ¿No eran para construir  viviendas?”, indagó.

Asimismo, agregó otros interrogantes: “teniendo en cuenta que trabajarán cooperativistas que solo abonan monotributo social, con menor costo que el sector privado, y que se instalarán en un terreno que será provisto gratuitamente por el municipio, entre otras tantas ventajas, ¿Cómo competirá el resto de los fabricantes de aberturas de aluminio que ya existen en la ciudad?”, dijo.

Por último, señaló que “esta gestión intenta dar un salto al vacío con los recursos de los vecinos y generando un aparato municipal gigantesco. Ya es inmenso e ineficiente, porque acumulando militantes a la planta municipal no se solucionan los problemas de los vecinos. Ahí están las calles, la droga, la seguridad, las viviendas, las luminarias, esperando soluciones. La verdad que estas señales preocupan, por eso desde el 10 de diciembre vamos a cambiar las cosas, con Javier Melchiori en la ciudad y con Atilio Benedetti en Entre Ríos. Basta de pasos hacia atrás, Cambiemos”, finalizó.