jueves 20 junio, 2019
locales

Frío, viento y poco más de 14 mil personas presenciaron la cuarta noche del Carnaval del País

Ará Yeví, Marí Marí y Kamarr desfilaron de manera impecable por la pasarela del corsódromo, pero la realidad marca que la temporada turística todavía no arranca y el público aparece a cuentagotas. Fue una noche fría y ventosa, que contó con la presencia del gobernador de Entre Ríos Gustavo Bordet, quien llegó al lugar luego de una reunión en el Municipio con el intendente de Gualeguaychú Martín Piaggio. Las 14 mil personas presentes siembran un manto de preocupación en los organizadores que necesitan aumentar la cantidad de entradas vendidas en las seis noches que restan.

Desde lo artístico nada que reprochar al Carnaval del País. Las tres comparsas brindaron un espectáculo de altísimo nivel, desparramando inmensidad en sus carrozas, majestuosidad en sus trajes y calidad escénica en la puesta coreográfica, haciendo del espectáculo el más importante a cielo abierto del verano argentino. La cuenta pendiente para la edición 2019 es la convocatoria, que ha sido de regular a baja en las últimas tres noches, con el atenuante que la de este sábado que pasó es en el mes que históricamente fue más fuerte.

Un promedio de poco más de 14 mil personas en las últimas tres noches ponen luces rojas de alerta en los organizadores, porque claramente ese número no es la cantidad real de entradas vendidas, ya que la Comisión de Carnaval destina entradas de cortesía al Municipio de Gualeguaychú que es quién presta el predio y por supuesto para los 5 que tienen comparsas que son los que hacen el Carnaval. A esto se le deben sumar canjes publicitarios, compromisos con empresas y ONG´S.

Para recuperar los 45 millones de pesos que se calcula costó la inversión del armado de las tres comparsas y la apertura del corsódromo, la Comisión del Carnaval deberá sí o sí realizar una agresiva campaña publicitaria principalmente en Capital Federal y tratar de seducir a los turistas que llegan a la provincia. Vale señalar que la difusión y comercialización en esta edición 2019 no era competencia de los organizadores, ya que habían licitado el servicio que fue ganado mediante licitación por la productora capitalina Cuarta Pared.  

Desde lo estrictamente artístico, inauguró la pasarela la última campeona que busca el tricampeonato, Ará Yeví con su temática “Bestias”. Tal como viene siendo recurrente en esta edición el desarrollo de la comparsa es muy compacto y ordenado, destacándose lo coreográfico y el vestuario. Sin olvidar que el motor de Ará Yeví es la banda Alma Carnavalera, integrada por no menos de menos de 30 músicos que despliegan alegría de la comparsa. Este año es quizás el mejor año de la banda liderada por Gustavo “Titi” Pauletti que cómo si fuera poco, cuenta con una carroza que fue modificada y equipada con un nuevo sistema de sonido que la convirtió en un verdadero escenario profesional con movimiento.

Segunda en salir a escena fue la aplanadora de Marí Marí con su tema “Canta Canta” que tiene una gran apertura con la carroza de inicio con el gallo, el tambor y el sol -tradicionales símbolos centralista-, pero que luego no posee la magnitud, ni la sorpresa a la que acostumbró Marí Marí durante muchísimos años. De igual manera, cuenta con un cierre magnífico con la banda Toque de Samba que dirige Martín Irigoyen, más la batería de Mauro Andrada que se ubica delante de la carroza de los músicos y la destreza de la pasista Emilce Parga que es solo igualable con las reinas de batería del Carnaval de Río de Janeiro.

El cierre de la fría y ventosa noche de sábado, estuvo a cargo de Kamarr, con su gigantesca carroza de apertura, un barco que trae la “Pandemia” que es el tema que representa la comparsa. Mucha pluma y variedad de colores es lo que predomina en los diseños del director Facundo “Meke” Arakaki, aunque su punto más alto continúan siendo las carrozas que serán seguramente, por su magnitud, las mejor valoradas por el jurado.

Finalizó la cuarta noche. Empezó Febrero. Desde lo organizativo el Carnaval cumple y con creces, invirtió muchísimo y el nivel de las tres comparsas es muy bueno, pero la gente todavía no se acerca al corosódromo y una vez más -como ha sido recurrente en esta edición- algunas de las gradas de cemento estaban prácticamente vacías. Quedan 6 noches (9, 16 y 23 de febrero y 2, 3 y 4 de marzo) y desde la organización aseguran que no pueden soportar más jornadas con este marco de público porque quedarían realmente comprometidas las economías de los clubes.

Visita del gobernador

El segundo mes del cronograma carnavalero comenzó con la presencia del gobernador de Entre Ríos Gustavo Bordet, quien junto a su esposa y miembros del gabinete provincial disfrutaron de la fiesta. Bordet llegó luego de una intensa jornada -previo a los cierre de listas de las elecciones 2019-, estuvo en Buenos Aires, Pueblo Belgrano y cerró en Gualeguaychú mostrándose junto al intendente Martín Piaggio. El mandatario habló con los medios de comunicación, se sacó fotos con la gente y aunque la agenda oficial preveía que podía retirarse antes de que termine el espectáculo, se quedó hasta el final.

FUENTE: ANÁLISIS DIGITAL Y GUALEGUAYCHÚ A DIARIO