miércoles 11 diciembre, 2019
política

El vecinalismo presentó un plan para transparentar y transformar la gestión municipal

Domingo Carrazza presentó una iniciativa que, apoyada en la tecnología y la apertura de información, logra una mayor eficiencia para terminar con los problemas. El proyecto no sería ni imposible ni costoso porque el Municipio ya cuenta con esta tecnología, pero para uso interno.

“El tiempo para contar lo que está pasando ya terminó, ahora nosotros nos vamos a abocar a plantear soluciones concretas”, había prometido Domingo “el Flaco” Carrazza, precandidato a intendente del movimiento vecinalista Gualeguaychú Entre Todos hace unos días. Y el sábado al mediodía, mediante una conferencia de prensa, el vecinalismo comenzó a cumplir esta última promesa.

Con la presencia de todos los candidatos de la lista de concejales y acompañado por el precandidato a viceintendente Celso “Chicho” Bereciartu, Carrazza presentó el plan “Gestión Vecinal Transparente”, un plan de transformación estatal que permitirá mediante una aplicación digital que el vecino, las instituciones, los clubes y todos los organismos no gubernamentales  acerquen sus reclamos y problemas al Municipio de manera directa, sin intermediarios y sin someterse a la burocracia estatal.

Pero además permitirá dos beneficios extras: por un lado toda la comunidad podrá fiscalizar y controlar los trabajos reclamados a la Municipalidad y por el otro todos los actores (los vecinos y el Municipio) tendrán una mirada global sobre el estado de la ciudad, justificando así las priorizaciones de las diferentes problemáticas y terminando con el divorcio de la realidad con el relato oficial, publicó El Día.

Esta mesa de entrada virtual es una sencilla aplicación que se podrá instalar en los celulares, tablets y computadoras. Mediante la misma se ingresarán los datos (tipo de problema, lugar y datos personales), los mismos será derivados a las áreas correspondientes, las cuales realizarán la trazabilidad del problema, la priorización y la escala de la demanda y finalmente brindará una respuesta al vecino, tanto de manera directa (mail, teléfono o en persona) como pública, debido a que quedará plasmada en el mapa digital de acceso universal.

¿Y cuánto va a costar?

“Esto no le costará nada al Municipio, porque existen las tecnologías disponibles para hacerlo sin ningún tipo de gasto, usando las herramientas que hace tiempo tiene la gestión. Sólo se necesita voluntad política para hacerlo”, sorprendió Carrazza cuando la mayoría de los presentes esperaba un valor monetario como respuesta.

Según el vecinalista, el Municipio cuenta con todo lo necesario para poner en marcha la aplicación mediante los recursos de la Dirección de Informática y Nuevas Tecnologías. Actualmente, el Estado municipal cuenta con tres herramientas: la Plataforma Integrada Municipal (PIM), la Guía Única de Trámites (GUT) y el Sistema de Información Geográfica (GIS).

Estas tres plataformas hoy en día son usadas por el Municipio para el entrecruzamiento de información entre las diferentes áreas municipales. En otras palabras, el uso es interno y, muchas veces, con un fin recaudatorio. Lo que propone ahora es vecinalismo es realizar una sencilla plataforma para poder lanzar la aplicación y hacer un uso externo, colectivo y responsable para utilizar la interfaz y la base de datos de estas herramientas para democratizar y transparentar la gestión municipal.

“Los vecinos reclamas atención a sus reclamos, y sólo quieren una respuesta por parte del Municipio. Hoy en día están desarticulados los vecinos, sus problemas y la respuesta estatal. Pero con la puesta en marcha del plan de “Gestión Vecinal Transparente” se termina este divorcio de la realidad con la gestión municipal. Todo estará sobre la mesa, bien claro y de frente: los problemas de los vecinos y las acciones del Estado. De esta manera, la gestión se puede evaluar con más certeza”, concluyó Domingo Carrazza.

Beneficios para ambos lados

Sin dudas, la primera ventaja para los vecinos que ofrece el plan de “Gestión Vecinal Transparente” es el fin de gran parte de la burocracia estatal debido a que mediante la tecnología se brindará una respuesta directa, prescindiendo de los pasos y trámites previos.

Pero además, el mapa global ayuda a visualizar los problemas más urgentes a toda la comunidad, nivelando de esta manera la demanda, surgiendo así la figura del vecino solidario: “Si una escuela necesita que le pinten el frente y otra necesita que le hagan los baños, estoy seguro que el primero entenderá que el otro problema es más urgente”, ejemplificó “el Flaco”.

Pero además, con la transparentación de las acciones y la planificación en el uso de los recursos, se acaba con el aparato clientelista: “Va a terminar con el manejo de los punteros, porque los vecinos no necesitarán intermediarios afines a la gestión para obtener respuesta de la Municipalidad”, afirmaron desde el vecinalismo.