lunes 22 abril, 2019
política

Desde el Nuevo Espacio afirmaron que “el eje Cristina, Urribarri, Piaggio, son el ejemplo de una forma de hacer política que no compartimos”

El presidente del Nuevo Espacio de Gualeguaychú, Francisco Álvarez, hizo un análisis del lugar que ha ocupado ese partido en la vida política de la ciudad, explicó las razones de su alejamiento del PJ y tuvo conceptos muy duros con el actual intendente por la forma de liderar al justicialismo local y por su silencio antes los hechos de corrupción del kirchnerismo.

“A nadie del mundo de la política local podrá escapar que nuestro espacio hace muchos años tomó la decisión de dejar de formar parte del Partido Justicialista. Dicha decisión fue motivada por profundas diferencias que entendíamos imposible saldarlas desde adentro. No obstante ello, jamás dejamos de lado el sentimiento que implica enarbolar la bandera de la justicia social”, señaló Álvarez.

El dirigente peronista agregó que “muchos deseábamos que los motivos que fundamentaron esa decisión no se mantuvieran en el tiempo. Pero hoy, a más de quince años, no puede dejarnos de llamar la atención la conversión del PJ local, dando lugar a expresiones que nunca abrevaron en ese partido”, observó.

“Si uno mira –continuó- las imágenes del reciente acto de lanzamiento del intendente Piaggio podrá apreciar que las banderas que sobresalían eran las de La Cámpora y del Partido Comunista. Ello hace lógico, en ese contexto, que una parte importante del peronismo local se vea aún más fuera de ese armado”, reflexionó.

El dirigente del Nuevo Espacio, que hoy integra el Frente Cambiemos Gualeguaychú, remarcó que “el peronismo no puede ser un sello. Es una forma de entender la política y la realidad. Algunos sectores se han apoderado del partido, pero arriaron las banderas que han sustentado al movimiento. El avance de sectores minoritarios fanatizados en la conducción del PJ local ha espantado a un sinnúmero de compañeros”, aseguró, al tiempo que indicó que “los cánticos y fotos de Piaggio con los personajes más cuestionables del kirchnerismo terminan de echar por tierra la ilusión de los que aún pensábamos que la juventud de los dirigentes podía traer aires de verdadera renovación. Hasta ahora nos equivocamos. El silencio cómplice ante la corrupción innegable y frustraciones del kirchnerismo resultó ser un mazazo para los que todavía creemos que la política es servicio y las puertas hacia una sociedad más justa”, criticó.

Álvarez recordó que “nos opusimos al kirchnerismo prácticamente desde sus albores. El eje Cristina, Urribarri, Piaggio, sea por acción u omisión, son el ejemplo de una forma de hacer política que no compartimos. Hoy estamos en un espacio plural que busca la mejora para la ciudad, sin sectarismos, con valores comunes, sin creernos dueños de la verdad. Preferimos estar en un proyecto que piensa primordialmente en la gente y no en el poder”, aseguró.

Por último, afirmó que “podrán tener en sus manos el PJ local, pero no nos van a enseñar peronismo, ni menos a tener un sentido crítico o a ser cuestionador de los vicios y la corrupción.  Los que presumen de tener `la verdad’ y no ‘una verdad’, solo pueden enseñar comportamientos fanáticos o herméticamente ideologizados”.

Por último, lamentó profundamente “tener que coincidir con uno de los escritores más reconocidos de nuestro país cuando al ser consultado sobre el peronismo señalaba que en gran parte estaba compuesto por personas que se hacían pasar por peronistas para servirse del Estado”, finalizó.