lunes 15 julio, 2019
locales

Contrabando en el sur entrerriano: develan el trayecto que hacen las lanchas para cruzar mercadería de Uruguay a Argentina

El decomiso de un camión con 110 bultos de mercadería sin documentación, por un valor de casi 10 millones de pesos, en un camino rural cerca del río Uruguay desnudó la problemática del contrabando en el sur entrerriano. Un informe difundido en el programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) develó la ubicación de una de las rutas más utilizadas para contrabandear en un trayecto que se extiende desde la zona de la ex Pesquería Galli -a pocos metros del Balneario Ñandubaysal en Gualeguaychú- hasta Villa Paranacito, con un punto intermedio a la altura del río Ñancay sobre el río Uruguay, lugar que tiene acceso directo por tierra a la Ruta Nacional 14. Los bultos son despachados desde la República Oriental del Uruguay, habitualmente desde la zona de La Concordia, y demoran poco más de 10 minutos en cruzar a la Argentina. El paso de la mercadería se realiza en lanchas tipo Trucker que cargan y trasladan hasta 2.000 kilos.

Una voz de alerta se encendió en las diferentes fuerzas de seguridad el pasado 16 de abril cuando funcionarios de la Comisaría Octava de la Departamental Gualeguaychú detuvieron en un camino rural de Arroyo “El Cura”, en  Costa Uruguay Sur, un camión Ford F600 con 110 bultos de mercadería sin documentación valuada en una cifra cercana a los 10 millones de pesos. Entre lo incautado había un costoso instrumental médico para realizar vaginoplastía, repuestos para vehículos, juguetes de colección, calzado femenino de primeras marcas, equipos celulares de alta gama con tecnología que todavía no se comercializa en el país, aparatos e insumos informáticos, relojes importados, cámaras fotográficas, equipos de audio, prendas de vestir y más.

Pero más allá de la cifra millonaria de lo incautado y la calidad de la mercadería, lo que causó mayor incertidumbre en las fuerzas de seguridad fue el lugar geográfico donde detectaron el camión -a pocos metros de las costas del río Uruguay- y que los bultos estaban impermeabilizados con varias capas de papel film e incluso con barro, dejando claras señales de que habían llegado por agua y de contrabando, desnudando una problemática que maneja decenas de millones de pesos en el sur entrerriano.

Según reveló el programa televisivo Cuestión de Fondo, ubicada sobre el río Uruguay, en un trayecto de no más de 50 kilómetros a la que pocas veces llegan los radares de las distintas dependencias de Prefectura Naval Argentina, se encuentra una de las rutas más utilizadas para contrabandear. El trayecto se extiende desde la ex Pesquería Galli -a pocos metros del Balneario Ñandubaysal en Gualeguaychú- hasta Villa Paranacito, con un punto intermedio que es la desembocadura del río Ñancay sobre el río Uruguay, lugar frecuentemente utilizado para la llegada y salidas de lanchas ya que tiene acceso directo por tierra a la Ruta Nacional 14.

En este trayecto, el río Uruguay tiene alrededor de 10 kilómetros de ancho, es decir no más de 10 o 15 minutos en lancha. Sobre las costas del vecino país se encuentran diferentes ciudades, entre ellas las bellas playas de La Concordia, una localidad balnearia del departamento de Soriano ubicada en un punto intermedio entre Gualeguaychú y Villa Paranacito, frente a Ñancay y con cómodos espacios para bajadas de lanchas y trasbordo de mercadería.

La ruta del contrabando

Una fuente que se encuentra abocada a la investigación de este tipo de contrabando, contó a <i>Cuestión de Fondo</i> el posible circuito que hizo la mercadería decomisada en Gualeguaychú -y que hacen otras tantas de manera frecuente-. En primera instancia habría partido en barco desde China o Estados Unidos con destino al puerto de Montevideo, donde seguramente ingresó como importación temporaria (esto permite importar insumos libres de gravámenes para que sean procesados y luego exportados bajo su nueva forma dentro de un plazo determinado) para desde allí ser trasladada en camión hasta La Concordia y cruzar en lancha a la zona de la ex Pesquería Galli -un viaje de no más de 40 minutos en lancha-, donde fue nuevamente cargada a un camión, que luego interceptó la Policía en un camino rural.

Según se supo, el destino de la mercadería sería una empresa de encomiendas en la terminal o en la zona de la terminal que automáticamente rotularía la mercadería y la enviaría a domicilio a los diferentes compradores que realizaron la transacción principalmente en plataformas online.

Cabe destacar sobre el trayecto por el río Uruguay, algunos de los pescadores consultados, revelaron que desde la zona de Ñandubaysal hasta la altura de Ñancay y de allí, hasta la altura de Villa Paranacito, son escasos los controles de las diferentes dependencias de Prefectura, dejando accesible la zona para llegar a la República Oriental del Uruguay.

El móvil utilizado para cruzar por agua son lanchas tipo Trucker las cuales son utilizadas principalmente para la actividad de la pesca y por su amplio espacio para el cruce de la mercadería. Este tipo de embarcaciones cargan y trasladan sin problemas hasta 2000 kilos y muchas veces tienen un doble fondo oculto. Por ejemplo, según el relato de dos testigos los 110 bultos que trasladaba el camión Ford F600 interceptado por la Policía en Gualeguaychú habrían sido cruzados en tres lanchas de estas características a las 4 de la mañana.

Finalmente, las fuentes consultadas aseguran que los cruces de mercadería de Uruguay a Argentina son frecuentes y los hechos así lo respaldan, ya que difícilmente alguien se atreva a cruzar un cargamento por casi 10 millones de pesos si no ha hecho ese trayecto en otras oportunidades. La incertidumbre pasa por saber si ese trayecto es una zona descuidada por las autoridades con jurisdicción en el lugar o realmente es una zona liberada para el contrabando.